Hablar de carriers y de su presencia en México, nos obliga a remontarnos a los conceptos más básicos del tema y de sus orígenes. Carrier es una señal o pulso transmitido a través de una línea de telecomunicación; es también una empresa que opera en el sector de las telecomunicaciones ofreciendo servicios de telefonía, como lo son AT&T, Telcel y Movistar.

En México, los inicios de la telefonía móvil se remontan a 1977, cuando pidió una concesión a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) para instalar, operar y explorar un sistema de radiotelefonía móvil en el Distrito Federal. Sin embargo, la verdadera comercialización se dio hasta 1981 a través del Teléfono de Auto, que realmente tenía muy pocos usuarios. Fue durante los 80 y parte de los 90 que se empezó a brindar el servicio de telefonía celular y comenzaron a presentarse los acuerdos de roaming automático. Iusacell empezó a mostrar un dominio importante; sin embargo, Telcel mostró sus primeras apariciones. Con costos aún inaccesibles y una crisis económica encima (la de 1994), ambas compañías idearon estrategias para seguir vendiendo; Iusacell siguió enfocándose en personas de alto nivel adquisitivo y Telcel ideó planes de prepago más accesibles. Casi al final de los 90, Telcel, Iusacell y otras concesionarias del servicio como Pegaso, Nextel y Unefón comenzaron a invertir masivamente para incrementar y modernizar parte de la infraestructura que estaba siendo usada en estándares, mientras que creció la oferta de opciones prepago.

Eso, así como la tecnología que fue implementándose en los teléfonos celulares, que además iban reduciendo su tamaño, abrió el mundo de la telefonía móvil a todos los sectores de la población. Las cosas han cambiado y hoy por hoy hay un competido mercado de servicios de telefonía móvil. Telcel, Movistar y AT&T lideran el mercado, luego de que ésta última anunciara a finales de 2014 la compra de las empresas Nextel y Iusacell, entrando así al mercado mexicano y obteniendo un importante número de usuarios. La constante para todas las compañías que ofrecen telefonía celular hoy radica en ofrecer al usuario una conectividad constante, permanente, porque eso es lo que buscan los usuarios. Hoy, personas de todas las edades y niveles socioeconómicos están conectadas la mayor parte del día, tanto para consultar sus redes sociales, como para hacer compras en línea. Lejos están los tiempos en que tener un teléfono celular era un lujo, y los carriers lo saben.